Pages 158 - 160

Community-Based Distribution in Tanzania:Costs and Impacts of Alternative Strategies to Improve Worker Performance

Contexto: Los fondos de los donantes parecen ser insuficientes para apoyar la creciente demanda de servicios que prestan los programas de distribución comunitaria de anticonceptivos (DCA). Una solución a este problema podría ser reducir la remuneración de los agentes de estos programas, aunque este enfoque podría reducir su productividad. Asimismo, los programas deben considerar reducir otros costos, incluidos los de supervisión y capacitación.

Métodos: Se calculó el costo de cada visita que hace una trabajadora DCA—incluidos los costos relacionados con el pago a las trabajadoras y supervisores y los gastos por concepto de capacitación—correspondientes a tres programas DCA en Tanzania. La medida de productividad se basó en las visitas en que se distribuyeron anticonceptivos o se refirió a las interesadas a servicios de planificación familiar. Se utilizaron técnicas de simulación para examinar el impacto del cambio de remuneración de las trabajadoras con respecto a los costos por visita, asumiéndose diferentes niveles de gastos de capacitación y supervisión.

Resultados: El programa que les pagó a las trabajadoras la mayor compensación anual (US $398) también presentó el nivel más elevado de costo por agente ($701), aunque también presentó el más elevado número de visitas ofrecidas hechas por la trabajadora (425). El programa que presentó el nivel de compensación más bajo por agente ($33) también presentaba elevados costos por agente ($558), porque sus otros costos eran elevados y sus agentes producían pocas visitas (105). Mediante esta técnica de simulación se observó que un aumento del costo de la remuneración de una trabajadora reduce el costo de cada visita, porque aumenta el número de las mismas, y de esa manera se distribuyen los costos por concepto de supervisión y capacitación sobre un número mayor de visitas.

Conclusiones: El desafío que enfrentan los programas DCA que procuran reducir sus costos, es determinar cuáles son los gastos que se pueden reducir, para que minimice una reducción del número de visitas. Por ejemplo, los programas que gastan poco en sueldos podrían mejorar su rendimiento si aumentan éstos, y reducen los gastos de supervisión y capacitación.

Acknowledgment

Barbara Janowitz is director, Health Services Research Group, Family Health International (FHI), Research Triangle Park, NC, USA. Jane Chege is research associate, FRONTIERS Project, Population Council, Nairobi, Kenya. Andrew Thompson, formerly with FHI, is now administrator, Health Policy Unit, Organization for Economic Cooperation and Development, Paris. Naomi Rutenberg is research associate, HORIZONS Project, Population Council, Washington, DC. Rick Homan is senior research associate, Health Services Research Group, FHI. Funding and technical assistance were provided by the U.S. Agency for International Development (USAID) through the Population Council Africa Operations Research and Technical Assistance Project II and the FRONTIERS Project. The authors acknowledge the support of the Tanzania Ministry of Health's Family Planning Unit, UMATI and the Seventh-Day Adventist Community-Based Distribution Program. The research on which this article is based was made possible through support provided by (USAID) under contract CCP-3030-C-00-3008-00 and cooperative agreement HRN-A-00-98-00012. The opinions expressed herein do not necessarily reflect the views of USAID.

Disclaimer
The views expressed in this publication do not necessarily reflect those of the Guttmacher Institute.

International Perspectives on Sexual and Reproductive Health