Pages 69 - 78

Use of Dual Protection Among Female Sex Workers In Swaziland

Contexto

Las trabajadoras sexuales tienen un mayor riesgo de infección por VIH como de embarazo no deseado. Los métodos anticonceptivos modernos distintos a los de barrera son altamente efectivos en la prevención del embarazo, pero no ofrecen protección contra el VIH. Se necesita una mejor comprensión del uso que hacen las trabajadoras sexuales de los condones y de los métodos distintos a los de barrera para ayudarles a satisfacer sus necesidades anticonceptivas y de protección contra las ITS.

Métodos

Una encuesta realizada en 2011 basada en un muestreo y dirigida por la persona entrevistada, recolectó datos de salud reproductiva y de uso de anticonceptivos de 325 trabajadoras sexuales en Suazilandia. Se utilizó un análisis de regresión logística multinomial para identificar asociaciones entre características seleccionadas y cuatro resultados relativos al uso de anticonceptivos durante el mes anterior: uso consistente del condón solamente; uso de anticonceptivo moderno que no es de barrera (ya sea solo o con un uso inconsistente del condón); uso de dos métodos; y uso inconsistente del condón, uso de otro método o de ningún método. Las probabilidades predichas ajustadas también se calcularon para determinar patrones de asociación.

Resultados

En los análisis multivariados, las preferencias y opiniones de las suegras fueron asociadas con las conductas relacionadas con la salud materna de sus nueras. Las propias percepciones de las mujeres acerca de su autoeficacia, el valor de las mujeres en la sociedad y la calidad de los servicios en las instituciones locales de salud también se asociaron independientemente con sus prácticas de prevención y de búsqueda de conductas saludables. Las preferencias y opiniones de los esposos no fueron asociadas con ningún resultado.

Conclusiones

Las intervenciones que se centran en las mujeres o parejas pueden ser insuficientes a la hora de fomentar la salud reproductiva de las mujeres en sociedades patriarcales tales como Mali. Los futuros esfuerzos programáticos y de investigación deben tener en cuenta las normas de género y considerar la influencia de otros miembros de la familia, tales como las suegras.

Authors' Affiliations

Eileen A. Yam is HIV/AIDS associate, Population Council, Washington, DC, USA. Zandile Mnisi is HIV/STI advisor, Swaziland National AIDS Program, Ministry of Health, Mbabane, Swaziland. Xolile Mabuza is executive director, House of Hope, Mbabane, Swaziland. Caitlin Kennedy is assistant professor, Department of Health; Deanna Kerrigan is associate professor, Department of Health, Behavior and Society; Amy Tsui is professor, Department of Population, Family and Reproductive Health; and Stefan Baral is assistant scientist, Department of Epidemiology—all at Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health, Baltimore, MD, USA.

Acknowledgment

This research was supported by Project SEARCH, which was funded by the U.S. Agency for International Development under contract GHH-I-00-07-00032-00, and by the President’s Emergency Plan for AIDS Relief. The authors thank the community of female sex workers who embraced this research project and assisted in study planning and dissemination. We thank Rebecca Miller and Darrin Adams for their leadership in project implementation, and Virginia Tedrow and Mark Berry for supporting implementation. We acknowledge Babazile Dlamini, Edward Okoth and Jessica Greene for their leadership in conducting this study. We also thank the Swaziland Most-at-Risk Populations technical working group, the Swaziland Ministry of Health and other Swazi government agencies that provided valuable guidance and helped ensure the success of the study.

Disclaimer
The views expressed in this publication do not necessarily reflect those of the Guttmacher Institute.

International Perspectives on Sexual and Reproductive Health