Pages 87 - 94

Traditional Birthspacing Practices and Uptake Of Family Planning During the Postpartum Period In Ouagadougou: Qualitative Results

Contexto

En numerosos países de bajos ingresos, las mujeres en período postparto típicamente comienzan a usar anticoncepción después de reanudar las relaciones sexuales o la menstruación. La lactancia postparto y la abstinencia retrasan estos eventos. Se necesita información sobre aquello que motiva a las mujeres de residencia urbana en África Occidental a depender de estas prácticas tradicionales de espaciamiento de hijos, así como sobre las dificultades que enfrentan para comenzar a usar un método anticonceptivo después del parto.

Métodos

En 2012, se observaron las interacciones entre usuarias y proveedores, así como la prestación de servicios en siete instituciones de salud en Ouagadougou, Burkina Faso a lo largo de una semana, y se realizaron entrevistas semiestructuradas a 33 mujeres y 12 hombres con infantes menores de 24 meses. Se describen los servicios existentes de planificación familiar postparto y la transición a partir de prácticas tradicionales a un método de planificación familiar de las mujeres.

Resultados

La planificación familiar está programada para ser otorgada en el chequeo a las seis semanas postparto, al cual rara vez acuden las mujeres. Ninguna de las mujeres consideró la amenorrea como un medio de protección contra el embarazo, y todas habían comenzado o planeado iniciar el uso de un método justo antes o cuando reanudaran su actividad sexual. La mitad de las mujeres se abstuvo por seis o más meses, y luego, algunas adoptaron un método que usaron de manera incorrecta o no adoptaron ningún método. Las principales dificultades incluyeron los requerimientos de los proveedores para las mujeres amenorréicas que deseaban anticonceptivos y el rechazo de los maridos de abstenerse de tener relaciones sexuales sin protección.

Conclusión

La visita inicial de planificación familiar postparto debe ocurrir inmediatamente después del parto. La integración de la planificación familiar a los programas de inmunización ofrecería oportunidades para llegar a las mujeres que no adoptaron un método al principio del período postparto. Debería ponerse fin a las barreras impuestas por los proveedores a las mujeres amenorréicas. Los hombres deberían involucrarse en las consultas de planificación familiar postparto.

Authors' Affiliations

Clémentine Rossier is assistant professor, Institute of Demographic and Life Course Studies (I-DEMO), University of Geneva, Switzerland, and associate researcher, Institut National d’Etudes Démographique (INED), Paris. Jacqueline Hellen is a master’s student, Department of Global Health Systems and Development, School of Public Health and Tropical Medicine, Tulane University, New Orleans, LA, USA.

Acknowledgment

The authors acknowledge Jocelyne Kyelem, their research assistant, and thank Leigh Senderowicz for her comments and editing. Jane Bertrand of Tulane University School of Public Health and Tropical Medicine and the Bill and Melinda Gates Foundation (grant OPP1017071) provided them with the opportunity to study postpartum family planning in Ouagadougou, and the Swiss National Science Foundation (PP00P1_144717/1) afforded them time to write.
 

Disclaimer
The views expressed in this publication do not necessarily reflect those of the Guttmacher Institute.

International Perspectives on Sexual and Reproductive Health

Support Our Work

Your support enables the Guttmacher Institute to advance sexual and reproductive health and rights in the United States and globally through our interrelated program of high-quality research, evidence-based advocacy and strategic communications.