Pages 108 - 118

Pregnancy Termination in Matlab, Bangladesh: Maternal Mortality Risks Associated with Menstrual Regulation and Abortion

Contexto

En Bangladesh, tanto la regulación menstrual (RM), método que se considera relativamente seguro, como el aborto, que supuestamente es un método menos seguro, se usan para la terminación del embarazo (confirmado o presuntivo). Sin embargo, se sabe poco sobre los cambios en el uso de estos métodos a través del tiempo o de la comparación de sus respectivos riesgos de mortalidad.

Métodos

Se usaron datos del Sistema de Vigilancia Demográfica de Matlab (Bangladesh) acerca de 110,152 resultados de embarazos ocurridos entre 1989 y 2008 para analizar los cambios en los riesgos de mortalidad asociados con la RM (así como con un número pequeño de procedimientos de dilatación y legrado), el aborto y el embarazo llevado a término. Se usaron análisis de tabulación y regresión logística para comparar los resultados en dos zonas de Matlab—la zona de comparación, la cual recibe servicios estándar de salud y planificación familiar del gobierno; y la zona de Salud Materna e Infantil-Planificación Familiar (SMI-PF), la cual recibe mejores servicios de salud y planificación familiar.

Resultados

En todo Matlab, la proporción de embarazos que terminaron en RM aumentó de 1.9% en 1989–1999 a 4.2% en 2000–2008, mientras que la proporción de los que terminaron en aborto disminuyó de 1.6% a 1.1%. Las probabilidades de mortalidad relacionadas con la RM fueron 4.1 veces mayores que las relativas a los embarazos llevados a término en el período 1989-1999, pero dejaron de ser elevadas en 2000-2008. Por su parte, las probabilidades de mortalidad relacionadas al aborto fueron 12.0 y 4.9 veces mayores que las relativas a los embarazos llevados a término en 1989–1999 y 2000–2008, respectivamente. La reducción en el riesgo de mortalidad fue mayor en la zona SMI-PF que en la zona de comparación (90% vs. 75%).

Conclusión

La RM ha dejado de exponer a las mujeres a un riesgo de mortalidad elevado en relación con los embarazos llevados a término; pero el aborto todavía lo hace.

Authors' Affiliations

Mizanur Rahman is senior research associate, Carolina Population Center, University of North Carolina, Chapel Hill, USA. Julie DaVanzo is senior economist, RAND, Santa Monica, CA, USA. Abdur Razzaque is scientist and manager, Health and Demographic Surveillance System, International Centre for Diarrhoeal Disease Research, Bangladesh, Dhaka.

Acknowledgment

Support was provided by the World Health Organization Research Program on Sexual and Reproductive Health, Geneva, through a grant to the International Centre for Diarrheal Disease Research, Bangladesh, which subcontracted services from Pathfinder International, where Dr. Rahman was employed when this research began. The authors thank Shahabuddin Ahmed for his assistance with the data analysis. The views expressed in this article are those of the authors and do not reflect the opinions of current or past employers or funders.

Author contact: [email protected]

Disclaimer
The views expressed in this publication do not necessarily reflect those of the Guttmacher Institute.

International Perspectives on Sexual and Reproductive Health

Support Our Work

Your support enables the Guttmacher Institute to advance sexual and reproductive health and rights in the United States and globally through our interrelated program of high-quality research, evidence-based advocacy and strategic communications.