Volume 46
Pages 51 - 59

Exploring Conscientious Objection to Abortion Among Health Providers in Ghana

Contexto: Pocos estudios han explorado los roles del personal clínico en la experiencia del aborto en Ghana. Examinar la forma en que el personal clínico comprende la objeción de conciencia al aborto –el derecho de rehusarse a proveer servicios de aborto legal sobre la base de la moral o creencias personales— podría aportar conocimientos que ayuden a gestionar la práctica del procedimiento.

Métodos: Se realizaron ocho entrevistas en profundidad y cuatro discusiones de grupos focales con la participación de 14 médicos y 20 parteras en instituciones de salud en las regiones de Ghana oriental y del Volta en mayo de 2018. Las guías de entrevistas semiestructuradas cubrieron temas como la comprensión del personal clínico acerca de la objeción de conciencia, la forma en que se practica y las consecuencias de la objeción de conciencia para proveedores de servicios y clientes. Los datos se analizaron mediante análisis temático.

Resultados: La mayor parte del personal clínico no comprendió el término “objeción de conciencia” y las parteras tuvieron más conocimiento del tema que los médicos. Las principales razones para la objeción de conciencia fueron las creencias religiosas y culturales contrarias al aborto. El personal clínico que practicó la objeción refirió a sus clientes a proveedores dispuestos a dar el servicio, les aconsejó continuarcon los embarazos o inadvertidamente les motivó para tener abortos inseguros. Las consecuencias negativas de la objeción de conciencia al aborto para las clientas fueron complicaciones y muerte debidas a abortos inseguros; las consecuencias para los proveedores incluyeron un alto volumen de pacientes y el estigma para los no objetores, lo que condujo a que algunos se identificaran como objetores para evitar dichas consecuencias.

Conclusiones: Los hallazgos destacan la necesidad de mayor investigación sobre las consecuencias de la objeción de conciencia, incluido el estigma que conduce a negar los servicios. Esa investigación podría ayudar, en última instancia, a restringir el uso indebido del derecho a objetar por parte del personal clínico y a mejorar los servicios de salud reproductiva para las mujeres en Ghana.

Authors' Affiliations

John Koku Awoonor-Williams is country lead, Peter Baffoe is deputy country lead, Mathias Aboba is communication officer, Philip Ayivor is director of research and Harry Nartey is research officer—all at Global Doctors for Choice—Ghana, Accra. Beth Felker is project manager, and Dick Van der Tak is executive director, Global Doctors for Choice, New York. Adriana A. E. Biney is lecturer, Regional Institute for Population Studies, University of Ghana, Legon.

Disclaimer
The views expressed in this publication do not necessarily reflect those of the Guttmacher Institute.

International Perspectives on Sexual and Reproductive Health