Pages 79 - 87

Acceptability and Feasibility of Mifepristone-Misoprostol For Menstrual Regulation in Bangladesh

Contexto

Más de 700.000 mujeres recurren anualmente a la regulación menstrual o evacuación del útero con aspiración manual endouterina; muchas más recurren al aborto inseguro. El uso de píldoras para la evacuación del útero podría aumentar el acceso de las mujeres a servicios seguros de regulación menstrual y reducir con ello los altos niveles de morbilidad relacionada con el aborto y la regulación menstrual en Bangladesh.

Métodos

En 10 instituciones de salud en Bangladesh, 651 mujeres que dieron su consentimiento y que estaban buscando servicios de regulación menstrual, y para quienes habían transcurrido 63 días o menos desde su última menstruación, recibieron 200 mg de mifepristona seguida, después de 24 horas, por 800 mcg de misoprostol bucal administrado en su hogar o en la clínica. Se recolectaron datos prospectivos para determinar la experiencia y satisfacción de las mujeres con el procedimiento, el resultado de la regulación menstrual, así como los recursos humanos y físicos necesarios para proveer el método. Se llevaron a cabo discusiones de grupo focal con un grupo formado por una muestra intencional de proveedores de servicios en cada institución con el fin de comprender sus actitudes acerca de la introducción de la regulación menstrual con medicamentos.

Resultados

La mayoría (93%) de las mujeres con resultados conocidos de regulación menstrual evacuaron el útero sin intervención quirúrgica. En general, la mayor parte (92%) de las mujeres expresaron satisfacción con el uso de píldoras para su regulación menstrual. Por su parte, los proveedores enfrentaron retos y preocupaciones iniciales, particularmente en relación a los requerimientos adicionales de consejería y la falta de control respecto al resultado final, pero adquirieron confianza después del uso exitoso del régimen de medicamentos.

Conclusiones

La combinación de mifepristona-misoprostol puede ofrecerse de manera segura dentro de los servicios existentes de regulación menstrual en áreas urbanas y periurbanas en Bangladesh, y tiene un alto nivel de aceptación entre las mujeres. Las preocupaciones iniciales de los proveedores de servicios disminuyen al aumentar la experiencia con el método.

Authors' Affiliations

Anadil Alam is senior research investigator; Noushin Islam is research investigator; and Laura Reichenbach is director, Center of Reproductive Health—all at icddr,b, Dhaka, Bangladesh. Hillary Bracken is director, Sheila Raghavan is program associate and Beverly Winikoff is president—all at Gynuity Health Projects, New York. Heidi Bart Johnston is senior scientist, Swiss Tropical and Public Health Institute and University of Basel, Switzerland.

Acknowledgment

This research protocol and the preparation of this manuscript were funded by a grant from an anonymous donor to Gynuity Health Projects. icddr,b also gratefully acknowledges the following donors that provide unrestricted support: Australian Agency for International Development; Government of the People’s Republic of Bangladesh; Canadian International Development Agency; Embassy of the Kingdom of the Netherlands; Swedish International Development Cooperation Agency; and the Department for International Development, UK. The Concept Foundation donated the mifepristone-misoprostol but did not contribute to the design or analysis of the study. Square Pharmaceuticals, Ltd. donated the analgesics to icddr,b for the study but did not contribute to the design or analysis of the study.

Author contact: [email protected]

Disclaimer
The views expressed in this publication do not necessarily reflect those of the Guttmacher Institute.

International Perspectives on Sexual and Reproductive Health