El estudio Haciendo Cuentas examina la necesidad, el impacto y el costo de invertir ampliamente en servicios de salud sexual y reproductiva. En conjunto, estos servicios permiten que las personas puedan decidir si quieren tener hijos y cuándo tenerlos, gozar de embarazos y partos seguros, tener bebés sanos y una vida sexual segura y satisfactoria.

QUIÉNES: Mujeres en edad reproductiva (15 a 49 años) en siete países de ingreso bajo y mediano (PIBM)* en el Caribe, en 2019
QUÉ: Servicios anticonceptivos, atención materna, atención del recién nacido, servicios de aborto y tratamiento para las principales ITS curables

Necesidad insatisfecha de servicios en PIBM en el Caribe

  • En mujeres que desean evitar el embarazo, la necesidad insatisfecha es mayor para las adolescentes en edades de 15 a 19 años que para el total de mujeres en edades de 15 a 49 años (31% versus 24%).
  • Cada año, 641,000 de mujeres en el Caribe dan a luz y muchas de ellas no reciben la atención médica que necesitan
    • 111,000 realizan menos de cuatro visitas de atención prenatal
    • 168,000 no dan a luz en un centro de salud
    • 72,000 no reciben la atención médica que necesitan después de una complicación obstétrica importante
    • 66,000 tienen recién nacidos que no reciben la atención médica necesaria para tratar complicaciones
  • La falta de servicios de salud sexual y reproductiva de alta calidad pone en riesgo a las mujeres.
    • 287,000 tienen abortos en condiciones inseguras
    • 1,600 mueren por causas relacionadas con el embarazo y el parto
    • 1.2 millones no reciben el tratamiento que necesitan por clamidia, gonorrea, sífilis y tricomoniasis

Costo de satisfacer todas las necesidades de servicios en PIBM en el Caribe

  • Cada dólar gastado en servicios anticonceptivos por encima del nivel actual ahorraría $4.68 en el costo de la atención materna, del recién nacido y de los servicios de aborto porque la anticoncepción reduce los embarazos no planeados.

Impactos de expandir y mejorar los servicios

Invertir para el futuro

  • Las intervenciones que componen este paquete de servicios de salud han demostrado su factibilidad para ser implementadas en diversos entornos alrededor del mundo.
  • Invertir en estos servicios proporciona a los gobiernos nacionales y locales, el sector privado y de desarrollo internacional una relación favorable de costo-beneficio. 
  • Al salvar vidas y mejorar la salud y bienestar de las mujeres, los servicios de salud sexual y reproductiva benefician a los individuos y las familias, además de contribuir al desarrollo social y económico de los países. El acceso a tales servicios también permitiría a las personas ejercer sus derechos sexuales y reproductivos.