Puntos clave

• Honduras tiene la tasa de fecundidad adolescente más alta de América Central, con 137 nacimientos por cada 1.000 mujeres de 15 a 19 años. Esta tasa ha permanecido sin cambios durante las dos últimas décadas, pese a la disminución de la fecundidad en los demás grupos de mujeres. En números absolutos, los nacimientos en adolescentes aumentaron en un 50% entre 1987 y 2001.

• En 2001, sólo un tercio de todas las mujeres entre 20 y 24 años tenía algunos años de escuela secundaria.

• La mitad de las mujeres entre 20 y 24 años da a luz antes de los 20 años; esta proporción es más alta entre las mujeres de menor nivel educativo (70%), las mujeres más pobres (64%) y las de áreas rurales (60%).

• En 2001, el 40% de todos los nacimientos adolescentes no fue planeado, y la proporción más alta estuvo entre aquellas con la más alta escolaridad (48%). La mayoría de las adolescentes sexualmente activas (70%) no desea tener un hijo en los siguientes dos años.

• A pesar de estas preferencias reproductivas, sólo una de cada tres adolescentes sexualmente activas usa un método anticonceptivo moderno. En general, el 48% de las adolescentes tiene una necesidad insatisfecha de anticoncepción efectiva.

• En 2001, un tercio de las jóvenes de 15 a 24 años que fueron madres recientemente no realizó ninguna visita de atención prenatal. La misma proporción dio a luz sin la asistencia médica profesional.