Advancing Sexual and Reproductive Health and Rights
 
media center
| 

NEWS RELEASE

125 Maiden Lane, 7th Floor, New York, NY 10038
Ph 212 248 1111 Fax 212 248 1951

Gustavo Suárez
mediaworks@guttmacher.org

EMBARAZOS NO PLANEADOS GENERAN ELEVADAS TASAS DE ABORTO EN MEXICO

- Presentan estudio Embarazo no planeado y aborto inducido en México, realizado por el Instituto Guttmacher y El Colegio de México.
- Es alarmante el número de embarazos no planeados. Urgen a fortalecer políticas públicas en la materia.
- El estudio provee las primeras estimaciones de aborto para el país por edad y por entidad federativa.

La mayoría (54%) de los embarazos no planeados en México terminan en abortos inducidos, de acuerdo con el estudio Embarazo no Planeado y Aborto Inducido en México: Causas y Consecuencias, realizado por las investigadoras Fátima Juárez, de El Colegio de México, y Susheela Singh, del Instituto Guttmacher.

Según las estimaciones, en México ocurren aproximadamente un millón de abortos al año y debido a que la interrupción del embarazo es altamente restringida en todo el país —con excepción del Distrito Federal—, muchos de estos procedimientos son realizados clandestinamente, lo que representa un alto riesgo para la salud de las mujeres.

En las conclusiones del estudio se puede ver que las altas tasas de aborto en México (38 de cada 1000 mujeres en edad reproductiva) indican que los programas de planificación familiar no están avanzando a la par del deseo de éstas por limitar y espaciar el número de hijos. Aproximadamente cuatro millones de mujeres mexicanas, tanto casadas como solteras, están en riesgo de un embarazo no planeado, es decir que tienen una vida sexual activa y desean evitar el embarazo, pero no están usando un método anticonceptivo moderno.

“El aborto inseguro sigue siendo un problema grave de salud pública, el cual está claramente ligado a las altas tasas de embarazos no deseados. Ayudar a las mujeres a prevenir embarazos no planeados es un asunto crítico si deseamos reducir las tasas de aborto”, dijo la doctora Juárez, autora principal del estudio. “Los programas de planificación familiar necesitan ser mejorados para garantizar que las mujeres —y en particular las adolescentes y jóvenes— puedan tener un fácil acceso a la consejería y a la gama de opciones de métodos anticonceptivos que necesitan”.

Aproximadamente el 12% de las mujeres casadas que quieren prevenir el embarazo (cerca de 2 millones) no están usando ningún método anticonceptivo.

Las mujeres jóvenes tienen un acceso particularmente difícil a los servicios de planificación familiar. Cerca del 27% de las mujeres de 15 a 24 años, tanto casadas como solteras que tienen vida sexual activa, no usan métodos anticonceptivos, lo cual las coloca en alto riesgo de embarazos no planeados y está seguramente vinculado a su tasa de aborto mucho más alta que la del promedio. Las tasas de aborto son más altas en adolescentes de 15 a 19 años (44 por cada 1000) y en mujeres jóvenes de 20 a 24 años (55 por cada 1000).

Prácticamente no ha habido complicaciones como resultado de los abortos legales que se han realizado en el Distrito Federal. En contraste, el estudio encontró que más de un tercio (36%) de las mujeres que han tenido un aborto clandestino experimentaron complicaciones que requieren de tratamiento médico en una unidad de salud, pero se estima que un 25% de ellas no recibieron la atención que necesitaban. Las mujeres pobres de las zonas rurales son las que tienen menos probabilidad de recibir el tratamiento que requieren.

Finalmente, basado en sus resultados, el estudio concluye haciendo un llamado al Gobierno Federal y a los gobiernos estatales para llevar a cabo la implementación de nuevas estrategias de políticas y programas enfocados a la mejora del acceso y la calidad de los servicios anticonceptivos, la atención de las necesidades particulares de los adolescentes y jóvenes, el acceso a una atención médica de calidad para toda mujer que sufra de complicaciones postaborto y la existencia de servicios de aborto seguro para todas las mujeres que cumplan con las causales legales para el mismo. Todo lo anterior, se resume en la necesidad de que el Estado garantice el cumplimiento de los derechos sexuales y reproductivos.

“Se necesita dar una serie de pasos en los niveles tanto estatal como nacional para reducir los niveles de embarazos no planeados y el aborto inseguro”, concluyó la Dra. Juárez. “Esperamos que las Secretarías de Salud federal y estatales, que son responsables de la asignación de fondos y de proveer servicios de salud, puedan usar estos resultados como un insumo para implementar mejoras en los servicios de anticoncepción y de atención postaborto en todo el país.”

Para más información:
horacio.loyo@ppal.com.mx
barbara.delcastillo@ppal.com.mx
gsuarez@guttmacher.org

Este informe también está disponible en inglés.

Para más información:
Hoja informativa: Datos sobre el embarazo no deseado y aborto inducido en México
Reportaje: Embarazo no planeado y aborto inducido en México: Causas y Consecuencias
Video: Aborto en el mundo
Infografía: Prohibir el aborto inducido amenaza la salud de las mujeres

back to top



El Colegio de Mexico